• Wilson Betancourt

Ya no te enfoques en la meta.

Updated: Apr 29

Enfócate en tu Sistema Complejo del Éxito (SCE).


Uno de los cambios que debemos hacer para este “nuevo orden mundial” es cambiar nuestra manera de ver las metas.



Hemos escuchado muchísimo que una persona sin metas es una persona que tiende al fracaso y una persona con metas es una persona que muy probablemente será exitosa. Pues déjame decirte que en el nuevo tiempo en el que vivimos, enfocarse en una meta para tener el éxito que esperas, no es suficiente. Gracias a las ciencias más modernas llamadas Ciencias de la Complejidad, podemos comprender que lo que realmente necesitamos, es enfocarnos en un sistema complejo que nos ayude a lograr lo que queremos.


¿Qué es un Sistema Complejo?


Un sistema complejo tiene especialmente 4 características:


  1. Contiene elementos interrelacionados.

  2. Tiene información oculta.

  3. Pasa por periodos de caos e incertidumbre.

  4. De él surgen propiedades emergentes.


Justamente son las propiedades emergentes de un Sistema las que se pueden convertir en oportunidades para lograr nuestros propósitos o satisfacer nuestras necesidades.

Una Propiedad Emergente surge de la interrelación de dos o más elementos, dando como resultado un elemento completamente nuevo, lo vemos en la propia naturaleza, por ejemplo, cuando dos moléculas de Hidrogeno se unen con una molécula de Oxígeno, el resultado es un elemento completamente nuevo conocido como agua. Por separado ni el Hidrogeno ni el Oxígeno son agua, solamente cuando se fusionan de la manera apropiada surge la maravillosa agua que permite la vida en nuestro planeta.

Piensa ahora que tú eres un Sistema Complejo, tu vida es un Sistema Complejo, tu trabajo o tu proyecto es un Sistema Complejo, contienen elementos que se interrelacionan, de dicha interrelación surgen las Propiedades Emergentes que necesitas para el éxito que esperas. Aunque no siempre es exactamente lo que esperas, pues los sistemas complejos no son exactos ni predecibles, además son sensibles al cambio puesto que son Sistemas cargados de incertidumbre y caos, pueden, sin embargo, proveerte de pequeñas y grandes oportunidades siempre y cuando sepas Observar. Un ejemplo es precisamente lo que estamos viviendo actualmente en todo el planeta por la Pandemia del Nuevo Coronavirus. Una pequeña epidemia en Wuhan (China) desató una pandemia, afectando tanto la salud como la economía y el estilo de vida de las personas en todo el planeta. Para muchos, este acontecimiento puede ser desastroso, catastrófico, pero para otros, puede ser una gran oportunidad de reiventarse o incluso de existir gracias a lo ocurrido (negocios emergentes).

En un mundo globalizado y tecnificado debes ahora ser consciente de los elementos que necesita tu Sistema Complejo del Éxito (SCE). La meta es tan solo un elemento de tu sistema, ahora mejor pregúntate,

¿Qué más necesita mi SCE para que sea mi proveedor de oportunidades?.

La combinación o interrelación de los elementos de tu SCE harán que surjan propiedades emergentes que pueden ser oportunidades siempre que seas un Observador atento.


Para entenderlo mejor, podemos poner el ejemplo de una persona que quiere vivir saludable, no es suficiente el tipo de comida que ingiere habitualmente, aunque es un elemento muy importante, a este elemento de su sistema “vida saludable” debe incorporarle el ejercicio, actividades que le generen Flow, amistades o relaciones gratificantes, retos que le exijan dar lo mejor de sí, capacidad para gestionar el estrés, la incertidumbre, etc. Cada persona debe tomar consciencia de los ingredientes de su SCE, no recomiendo que sigan a personas exitosas en algún campo en particular, como habitualmente se recomendaba en el viejo orden (antes del Covid19), puesto que el SCE de esa persona le funciona justamente a esa persona, pero es poco probable que te funcione a ti. Cada uno debe tener su propio SCE, ser auténtico es muy necesario, es decir, por favor no copies ni modeles a otras personas, comprende que tú eres el protagonista, el foco debe estar en ti. Puede llevarte un tiempo lograr tu SCE, pero es lo que realmente te va a ayudar. Integra nuevos elementos a tu vida, prueba nuevos hábitos y aprendizajes, deja que se interrelacionen con los que ya tienes y observa que propiedades emergentes te arroja tu Sistema. Un día tendrás un SCE bien calibrado y con eso créeme que nada te faltará.


¿Qué quiero decir con bien calibrado?


Que tus 4, 5 o 6 elementos principales de tu SCE estén en la justa medida, es decir, ni mucho ni poco de cada elemento sino la justa medida (así como el ejemplo del agua) y eso lo iras calibrando con el tiempo hasta que tengas un SCE que te genere abundantes oportunidades en todas las áreas de tu vida. Y algo importantísimo que no quiero olvidar en mencionarte, el poder de la información oculta.


La Información Oculta de los SCE


La auténtica Espiritualidad se vive de manera oculta, así como lo describo en mi libro Consciencia Cuántica. Se ha hablado mucho sobre el poder de lo oculto, pero no todos lo practican, en parte por los prejuicios que tienen las personas a causa de sus creencias religiosas. Hoy en día la ciencia demuestra que el Observador afecta la realidad subatómica (Principio Cuántico del Complejo Natura).

Te recomiendo que practiques tu Espiritualidad de manera que nadie te esté observando, que la mano derecha no sepa lo que hace la izquierda. Vivir la Espiritualidad sin que nadie lo note es muy poderoso e influye en tu SCE. No tienes que reunirte con otras personas para vivir tu Espiritualidad, eso se llama religión organizada, ni publicar en redes lo creyente que eres, por el contrario, para que realmente funcione tu trabajo espiritual, lo tienes que hacer en la absoluta privacidad, puesto que es una relación entre tu y una inteligencia mayor a la cual le puedes llamar como quieras, nosotros le llamamos “Yo Supra Natura”. Puedes conectar con tu Yo Supra Natura de varias maneras, a través de la meditación, la oración, un símbolo, un ritual, los hologramas o la ayuda social sin que nadie más lo sepa, es decir, tú y Dios (Mago Interior, Universo, etc.) saben con claridad lo que haces y eso es lo único que te debe importar.

Como dijo un gran místico, “Mi ojo y el ojo de dios son un solo ojo”, tú y Dios son un equipo, no están separados, son “Unidad”.

Para resumir, no se trata entonces de solo hacer una cosa para tener el éxito que esperas en el juego de la vida, se trata de que tengas varios hábitos conscientes que al interrelacionarse te den oportunidades emergentes que seguro te van a sorprender.

No te preocupes tanto por tus metas y tus ambiciones, es más, si no tienes metas y ambiciones, pero tienes un Sistema Complejo del Éxito, está garantizada una vida de. abundancia para ti. Tu SCE es el mago de tu lampara. Recuerda conectar con tu Mago Interior de manera oculta, sin que nadie te observe, así funciona tu campo cuántico o mundo espiritual.

Entonces no se trata de metas sino se Sistemas Complejos eficientes o ineficientes, podría decirse que Dios es tu SCE.

¿Tu Dios te da lo que quieres?...



112 views
  • White Facebook Icon
  • White Instagram Icon
  • Blanco Icono de YouTube

SUSCRÍBETE PARA RECIBIR CONTENIDO EXCLUSIVO.

© 2020 derechos reservados Ceprivap S.A.